La Palabra Entre Nosotros

Junio/Julio 2010 Edición

Carta del Editor

Edición Junio/Julio

Carta del Editor: Edición Junio/Julio

Queridos hermanos en Cristo: Es con gran alegría y esperanza que presentamos esta edición especial de La Palabra Entre Nosotros dedicada a los Sacramentos. En esta ocasión damos un vistazo a los Sacramentos de la Confesión o Reconciliación, al Sacramento del Orden Sagrado y también al de la Sagrada Eucaristía.

¿Por qué volver sobre los sacramentos? ¿Acaso no los estudiamos en el catecismo hace muchos años? ¡Claro! Y es precisamente por eso, porque los estudiamos hace tantos años que muchos de nosotros hemos olvidado ya las bases doctrinales de estos pilares fundamentales de la Iglesia, que fueron instituidos por nuestro Señor.

¿Conocemos la doctrina? En un antiguo libro titulado Dios habló de Sí mismo, editado por Jorge D. Smith, Doctor en Filosofía y Teología, se lee: "Los católicos tienen serias obligaciones que cumplir. No sólo deben evitar, en cuanto esté de su parte, las tentaciones contra la fe, como tampoco les basta únicamente rogar para que aumente su fe, sino que están obligados a procurar con todo su empeño que su desarrollo y su formación en las diferentes ramas del saber humano vayan acompañados por un aumento similar y un desenvolvimiento gradual del conocimiento de su religión… No hay duda de que muchas defecciones de la fe católica se deben a una culpable deficiencia de conocimientos religiosos" (Editorial Planeta, página 54).

Es nuestro deber, pues, refrescar la memoria y profundizar aquello que ya sabemos acerca de las doctrinas de nuestra fe, y los sacramentos son parte fundamental de esas doctrinas. Así nos protegeremos para no desviarnos, como lo dice San Pablo: "Ya no seremos como niños, que cambian fácilmente de parecer y que son arrastrados por el viento de cualquier nueva enseñanza hasta dejarse engañar por gente astuta que anda por caminos equivocados. Más bien, profesando la verdad en el amor, debemos crecer en todo hacia Cristo" (Efesios 4,13-15).

Otros artículos. En esta edición figura también el testimonio de fe y confianza de una madre que recurrió a la intercesión de Santa Teresita de Lisieux para pedir por la curación de su hijito pequeño, que sufría de una grave enfermedad emocional y que les estaba trastornando por completo la vida familiar.

La edición termina con una reseña biográfica sobre la vida de San Agustín de Hipona, Padre y Doctor de la Iglesia, basada en su libro Confesiones. Confiamos en que este contenido será útil para suscitar un nuevo deseo de renovar el conocimiento de los fieles católicos acerca de los tesoros de la doctrina cristiana y un nuevo amor por los sacramentos y la Sagrada Escritura.

Les recordamos a nuestros lectores que tenemos mucho interés en conocer sus opiniones sobre la revista y también en recibir sus testimonios de conversión o de sanación fisica o emocional. Siempre es útil y reconfortante saber lo que el Señor está haciendo en medio de su pueblo.

Que el Señor les colme de bendiciones a todos ustedes y sus seres queridos,

Luis Quesada, Editor | Escriba una correo al Editor

Comentarios