La Palabra Entre Nosotros

Meditación diaria para hoy noviembre 30, 2020

Meditación: Mateo 4, 18-22

Lectura correspondiente | Abonado? Inicie sesión para ver los archivos

San Andrés, Apóstol (Fiesta)

Ellos inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. (Mateo 4, 20)

La decisión de Pedro y Andrés de dejar sus redes, junto con su familia, amigos y todo lo demás que poseían, puede resultarnos increíble. ¿Cómo encontraron la fe y el valor para tomar una decisión tan audaz?

Pues fue el resultado de tener un encuentro personal con Jesús. Por sí mismos, ellos jamás habrían tomado semejante decisión. Andrés, cuya fiesta celebramos hoy, nunca habría ido a predicar el Evangelio a Grecia y Turquía ni hubiera estado dispuesto a sufrir la muerte heroica de un mártir. Pero después de experimentar el amor del Señor y recibir la fuerza del Espíritu Santo, lo hizo. La invitación inicial de Jesús fue lo suficientemente convincente para que Andrés fuera y viera (ver Juan 1, 39). Y una vez que vio, se convenció: él quería dedicar su vida a predicar la buena nueva que él mismo había empezado a experimentar.

Es importante saber que Jesús no eligió a Andrés y a Pedro al azar, y tampoco les extendió invitaciones genéricas para seguirlo. Debe haber habido muchos otros pescadores en el lago ese día, pero él se fijó en estos dos hombres. Y lo hizo cuidadosamente; él sabía lo que más resonaría en sus corazones y sabía cuáles palabras les ayudarían más, cuál tono de voz sería más convincente.

Esta es la forma en que Jesús te llama a ti, él no es distraído o tímido ni distante; sino que se acerca en una forma en que sabe que conmoverá tu corazón y te da la confianza para responder a su llamado.

Es probable que Jesús no te esté pidiendo que dejes a tu familia o tu trabajo por su causa, pero sí quiere que abras tu corazón a lo que sea que él te pida. Para algunos, podría ser una llamada a una nueva forma de compartir su buena noticia con las personas que te rodean. O tal vez te está llamando a cambiar de trabajo para que puedas pasar más tiempo con tu familia. Tal vez te está invitando a ver menos películas en televisión para que pases más tiempo a su lado.

No importa qué te esté pidiendo el Señor, recuerda que no se trata tanto sobre el qué sino sobre quién. Jesús quiere que, al igual que San Andrés, tú conozcas su amor, un amor que te transformará.

“Señor, hoy decido seguirte, ayúdame a mantenerme fiel.”

Romanos 10, 9-18
Salmo 19 (18), 2-3. 4-5

¿Quieren más? Suscríbase y reciba acceso en línea completo.

Acceda a nuestro archivo completo de artículos y meditaciones diarias con una suscripción a Print o Web Edition. Ver opciones de suscripción.

Oferta especial: Suscripción Gratis Dos Semanas de Prueba Web. Regístrese ahora.

Suscriptores de impresión: ¡El acceso completo a la Web es gratuito! Acceso para acceso completo.

Comentarios