La Palabra Entre Nosotros

La pandemia del coronavirus

Queridos hermanos:

La pandemia del coronavirus ha entrado en una nueva fase y muchos de nosotros podemos sentirnos ansiosos en este momento (incluyéndome a mí mismo), así que deberíamos preguntarnos: “¿Qué me diría el Señor Jesús ahora?” Estoy seguro él te respondería: “¡No tengas miedo! ‘Ni la muerte, ni la vida, ni los ángeles, ni los poderes y fuerzas espirituales, ni lo presente, ni lo futuro, ni lo más alto, ni lo más profundo’ podrán separarte de mi amor (Romanos 8, 38-39).

Así que queremos que tengas la plena seguridad de que cuentas las oraciones y el apoyo de todos los que trabajamos en La Palabra Entre Nosotros. También queremos informarte sobre algunas acciones que estamos realizando para ayudar a que todos nos mantengamos conectados entre nosotros y con el Señor.

En vista de que muchos de nosotros no podremos asistir a Misa, hemos decidido poner a disposición y de forma gratuita, todo el contenido que se encuentra en el sitio web de la revista, incluyendo las meditaciones diarias. También deseamos agradecer a la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos por permitirnos publicar las lecturas de la Misa diaria en la página web. Esperamos que muchos de ustedes aprovechen esta oportunidad de unirse a la Iglesia universal en oración, aún si no pueden reunirse con los hermanos en su parroquia.

Como muchos de ustedes saben, nuestros colaboradores se reúnen tres veces por semana para rezar por las intenciones que los lectores nos hacen llegar. A pesar de que en este momento no podemos reunirnos, nos hemos comprometido a seguir intercediendo de forma remota. Sabemos que Dios escucha a sus hijos cada vez que le presentamos las necesidades de su pueblo, y los invitamos a ustedes a unirse también. Así mismo, pueden publicar sus propias intenciones de oración a la-palabra.com/prayer para que podamos rezar unos por otros.

Finalmente, cada dos días, estaremos enviando pequeñas reflexiones diseñadas para animarlos a todos a permanecer cerca del Señor y a buscar su consuelo, sanidad y guía. Empezarán a recibir estas reflexiones por medio de su correo electrónico al principio de la próxima semana.

Estamos en tiempos difíciles, pero recordemos que no importa lo que tengamos que enfrentar, podemos confiar en la promesa que nos hizo el Señor: “yo estaré con ustedes todos los días” (Mateo 28, 20).

Jeff Smith
Presidente