La Palabra Entre Nosotros

Septiembre 2019 Edición

La esperanza de la glorificación

No hay nada que nos pueda separar

La esperanza de la glorificación: No hay nada que nos pueda separar

En diciembre de 2015, la profesora Eliat Mazar y su equipo de arqueólogos se encontraban realizando una excavación en Jerusalén cuando desenterraron un artefacto que exhibía una impresión del sello real del rey Ezequías, que reinó en Judá hace 2.700 años. La impresión se encontraba en un sitio de desechos cerca del muro del Templo que da al sur. El sello, que en la antigüedad se utilizaba para sellar las cartas, era ovalado, como se ve aquí y estaba estampado en una pieza de arcilla de media pulgada. Solo el rey podía utilizar el sello oficial, lo que significa que este hallazgo es más importante aún pues fue seguramente el propio Ezequías, uno de los reyes de Israel más santos y fieles a Dios, el que realizó esa impresión.

El sello garantizaba la autenticidad de la carta o el documento en el que se colocaba y por eso conllevaba gran autoridad y nadie discutía...

The full article is available to subscribers only

Access all articles, daily meditations and readings, as well as special resources, by becoming a subscriber. View subscription options.

Special Offer: Two week free web-only trial subscription. Sign up now.

Existing Print & Web-Only Subscribers: Login for full access.

Comentarios