La Palabra Entre Nosotros

Cuaresma 2018 Edición

Cuaresma

Tiempo de crecimiento espiritual

By: Luis E. Quezada

Cuaresma: Tiempo de crecimiento espiritual by Luis E. Quezada

Queridos hermanos en Cristo:

Bienvenidos a la Cuaresma, estimados lectores! Ahora que me disponía a escribirles esta misiva, se me ocurrió hacer una búsqueda en internet sobre lo que dice la gente que es la Cuaresma. Entre muchas respuestas positivas (unas más acertadas que otras), me llamó la atención cuántas personas tienen un concepto negativo o indiferente respecto de la Cuaresma.

Esto, muy probablemente, se debe a que son muchísimos todavía los católicos o no católicos que no han recibido una enseñanza clara y auténtica sobre la vida, la doctrina, la obra, la pasión, la muerte y la resurrección de Jesucristo, nuestro Señor y Salvador. ¿Por qué digo esto? Porque algunas de las respuestas o comentarios que encontré sobre lo que es la Cuaresma y la Semana Santa dicen, por ejemplo, lo siguiente:

  • Son unas muy merecidas vacaciones.
  • Para mí no significa nada, solo es una intención de la iglesia para atraer más católicos a la Misa.
  • La Cuaresma actualmente es para hacer negocio y la última semana, para irte de vacaciones.
  • Es un invento de los curas para sacar dinero a los pobres.

¡Qué lamentable es la situación del mundo en el que hay tantísimas personas que no conocen al Señor, que tienen una idea tan negativa de la Iglesia, el Cuerpo de Cristo y que desperdician el tiempo de gracia especial que la Iglesia nos ofrece cuando observamos con fe y devoción este magnífico tiempo de Cuaresma!

Pero no todo es negativo. Un comentario que encontré de un hermano separado, es decir, cristiano pero no católico, decía: “El ayuno es una buena cosa cuando se hace con una perspectiva bíblica. Es bueno y agradable a Dios cuando renunciamos a hábitos y prácticas pecaminosos. No hay absolutamente nada de malo en dejar de lado un tiempo en que nos centramos en la muerte y resurrección de Jesús. Sin embargo, estas prácticas son las cosas que deberíamos hacer todos los días del año, no sólo los 40 días desde el Miércoles de Ceniza hasta el Domingo de Pascua.”

¡Bien dicho, hermano! Ojalá todos los católicos tuviéramos ese espíritu de devoción y penitencia durante toda la Cuaresma y todo el año. Como dato añadido, conviene saber que nuestros hermanos de la Iglesia Ortodoxa se abstienen de comer carne roja todos los días de Cuaresma y lo hacen por amor al Señor.

De modo que, hermanos, pongámonos en manos de Jesucristo, nuestro Señor, y de la Virgen María, para que esta Cuaresma sea verdaderamente una época de gran bendición.

Les saluda con el amor de Cristo su hermano,

Luis E. Quezada
Director Editorial
editor@la-palabra.com

Comentarios